//
you're reading...
Burbuja inmobiliaria

Adjudicado: qué sucede cuando un piso embargado por el banco sale a subasta (1ª parte)

Como parte del trabajo de campo para mi nuevo libro, he buceado en la legalidad vigente para el momento en que una vivienda que haya entrado en proceso de subasta por impago del crédito hipotecario. El proceso es largo y complejo, así que lo he dividido en dos partes. La primera de ellas, que trataremos aquí, explica cuáles son las condiciones que han de darse para que dicho proceso se inicie; y, evidentemente, contiene las claves necesarias para evitar pasar a la segunda parte, que desarrollaré en los próximos días.

MI PISO A SUBASTA: POR QUÉ; CÓMO EVITARLO.

¿Qué futuro le espera al hipotecado que sabe que su vivienda ha perdido valor, o a la familia que se ve perseguida por el banco que tan amablemente les prestó el dinero para cambiar de vida y ahora no pueden saldar la deuda porque se han quedado sin trabajo?

La ley hipotecaria vigente actualmente establece los parámetros que han de concurrir para que el banco nos reclame la deuda en el caso de que no podamos pagar. Por regla general, si dejamos de pagar una o dos cuotas, el banco se limitará a cargarnos los correspondientes intereses de demora, que oscilan en torno al 19% anual, y a devolver los recibos del agua, de la luz… porque se supone que, si no podemos pagar la letra de la hipoteca, es que no tenemos dinero en el banco.

Mientras nos movamos en ese limbo, podemos respirar con una muy relativa tranquilidad. Pero todos los expertos remarcan que es muy importante no llegar a la tercera cuota porque, a partir de entonces, comenzarán los problemas de verdad: el banco, haciendo uso de la misma escritura de constitución de hipoteca que tan graciosamente firmamos un lejano día, nos pedirá toda la deuda, no sólo las cuotas impagadas.

Y la escritura le da la razón legal.

Esa escritura establece, entre otras ayudas, que cada letra que dejemos de pagar genera intereses de demora y gastos que el banco nos hará pagar a nosotros; y, mientras más tardemos en ponernos al día, más intereses y más gastos asociados. Así que, cuando su banco decide sacar la artillería, suele pillarle bajo de defensas. Aunque le diré una cosa: tiene que estar muy bajo de defensas para que pase esto.

¿Por qué? Muy sencillo; a pesar de ser una formidable máquina de hacer dinero, o quizá por ello, su banco no es nada tonto. Y, antes de decidir si ejecuta todo el préstamo o no, valora si le compensa. Tenga usted presente que un procedimiento de estas dimensiones requiere un enorme papeleo y unas costas judiciales, independientemente de que las recupere luego.

Esta es una de las pocas buenas noticias: si lo que le ha sucedido es que su nivel de ingresos ha bajado y, simplemente, va con la lengua fuera económicamente hablando, es muy probable que su banco acceda a renegociar las condiciones del préstamo. Puede que reparta esas cuotas impagadas entre las que restan; pondrá su contador a cero y volveremos a empezar, aunque, si el problema de ingresos se mantiene, más pronto o más tarde volverá a hacernos sufrir.

Puede aceptar un período de carencia extra; lo más común es que esta fórmula se adopte al principio del préstamo y únicamente pagar intereses pero, en casos excepcionales, el banco puede permitirnos respirar un poco mientras las cosas se arreglan. Pero no nos fiemos, porque lo único que estamos haciendo es postergar el problema principal, y lo que debe usted hacer si le permiten este período de gracia es reducir sus gastos en la medida en que le sea posible y buscar fuentes alternativas de ingresos.

Esta carencia puede ser total, es decir, puede usted dejar de pagar tanto el capital como los intereses. Esto sería lo ideal para respirar si el problema de falta de ingresos es puntual, pero ¡ojo!, es una opción muy peligrosa, porque, mientras que la carencia de amortización le puede representar, una vez vencida, un aumento de cuota de entre 20 y 50 euros, la total le puede suponer más de 100 ¡de aquí al final! Y eso pueden ser muchos años. No se la recomiendo.

¿Qué sucede si, a pesar de todos los intentos, no es posible enderezar el rumbo? Entonces entraremos en el proceso de subasta. Pero lo explicaremos en la segunda parte de este post. Permanezcan atentos.
About these ads

Acerca de westroom

Soy arquitecto y en mis ratos libres, escritor. Me encanta todo aquello que me aporte conocimiento, y me encanta compartirlo con los demás.

Comentarios

4 comentarios en “Adjudicado: qué sucede cuando un piso embargado por el banco sale a subasta (1ª parte)

  1. Se pueden aplazar hasta 2 cuotas anuales con un máximo de 5 años ( en total 10 cuotas ). Lo malo es que esa “trampa” encarece el resto de cuotas y entonces te encuentras con un problema mayor…
    … tienes razón, los bancos son muchas cosas, pero no tontos…

    Saludos

    Publicado por i-disseny | 27/03/2012, 18:59
  2. Efectivamente. Y por eso es tan importante no dejar de pagar las cuotas del préstamo; una sola falta nos hace ir siempre a remolque.

    Publicado por Westroom | 27/03/2012, 19:15

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ‘El milagro español’ ya está en la tienda KIndle de Amazon « Viernes al sol - 25/09/2012

  2. Pingback: Los (verdaderos) culpables de los desahucios | Y ahora, qué hacemos - 07/02/2013

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Y ahora, qué hacemos

Pide 'Y ahora, qué hacemos' online en Amazon

En preparación

En preparación: promoción, promoción, promoción

Estadísticas del sitio

  • 15,488 visitas

Únete a otros 166 seguidores

Calendario de eventos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 166 seguidores

%d personas les gusta esto: